Asistencia espiritual (6): La confianza necesita espacio

4 weeks ago | nac news | in the group nac.today (Español)

Los niños son nuestro futuro. Esta frase no solo es cierta, también debe ser comprobable. Esto asimismo se aplica a la asistencia espiritual de la Iglesia, que debe ser confidencial pero no secreta. Se exige un alto grado de cuidado por parte de todos los involucrados.

Hay suficientes ejemplos de cruzar los límites, ¡desgraciadamente! El mejor recurso contra ello es un alto nivel de formación, que simultáneamente genere conciencia y exija actuar con cuidado. Los hombres y mujeres que participan en el trabajo de asistencia espiritual en sus comunidades necesitan esta formación. Deben saber que el cuidado es el recurso que debe elegirse siempre en cualquier trabajo. Quien tenga ese cuidado sabe servir en la Iglesia en el sentir del Señor Jesucristo.

Cuidado, ¿qué es eso?

Varias Iglesias regionales han desarrollado conceptos concernientes al cuidado en la asistencia espiritual. Los fundamentos teóricos son claros. El cuidado es más que prestar atención. Se pretende expresar que las personas que actúan tienen puesto su mayor interés en el bienestar de quienes están confiados a su asistencia. La verdadera confianza solo puede lograrse en entornos libres de estrés y de conflictos. Esta condición también debe ser cumplida por la asistencia espiritual que brinda la Iglesia. Debe prevenir el estrés y resolver los conflictos, no permitir que surjan nuevos conflictos. Visto así, el cuidado no es una categoría psicológica o educativa por sí sola, sino el incentivo para presentar el Evangelio en todos sus efectos beneficiosos.

Al principio está la prevención

El niño no tiene que caer en el pozo primero. La prevención es evitar una emergencia. Una carta a los padres sobre la prevención de la violencia sexual contra los niños afirma que la prevención es una tarea de toda la sociedad. Dice literalmente: “La violencia sexual contra los niños es un fenómeno delictivo que lamentablemente se produce en todos los pueblos, culturas, estratos educativos y de población, afectando también a los niños de las familias nuevoapostólicas”. La prevención incluye, por ejemplo, recordatorios tan “simples” como:

  • Los niños pueden decir que “no” y esto debe ser respetado.
  • Se necesita una cultura de confianza entre iguales.
  • Las necesidades de los niños deben ser tomadas en serio.

Cruzar los límites tiene consecuencias a largo plazo

En consecuencia, las directrices correspondientes establecen que la Iglesia Nueva Apostólica no tolera ningún tipo de agresión sexual, ni en el ámbito privado, ni en el escolar, ni en la Iglesia. Todos los maestros y asistentes espirituales de la Iglesia han sido instruidos sobre las consecuencias criminales de los abusos sexuales. Todos firman un documento antes de su ordenación o encargo/nombramiento como docente. En muchas Iglesias regionales, un comité con competencia profesional y espiritual también está disponible para los afectados en calidad de asesor.

La gravedad de la situación solo puede ser comprendida por quienes son conscientes de las posibles consecuencias de una violación de los límites: La violencia sexual puede provocar traumas psicológicos y lesiones en el cuerpo, lo que puede dar lugar a un sufrimiento permanente y a huellas de por vida en la memoria y la capacidad de experimentación. Trastornos de estrés postraumático, trastornos de personalidad, trastornos disociativos, trastornos de relación… La lista de cuadros clínicos es larga.

Patrones para el debido cuidado

El cuidado comienza al principio, no cuando es demasiado tarde. Muchos patrones de comportamiento aparentemente evidentes pertenecen al catálogo de una lista de prevención:

  • No puede haber comentarios indecentes o incluso bromas con connotación sexual.
  • No se pueden cruzar los límites “fijando fuerte la mirada” o “mirando de arriba abajo”
  • No puede haber contacto físico o tocar al otro, no importa lo bien intencionado que sea
  • Se debe tener una posición activa y clara contra el comportamiento sexista, discriminatorio y violento

En muchas Iglesias regionales nuevoapostólicas se han publicado conceptos y documentos sobre el debido cuidado. Aquí algunos enlaces:


En la próxima parte de nuestra serie sobre el tema “asistencia espiritual” trataremos el dictado de clases en la Iglesia.

Foto: Gajus - stock.adobe.com

Automatic translation