El Servicio Divino con canto es una gracia

14 days ago | nac news | in the group nac.today (Español)

El Covid-19 influye en la secuencia litúrgica del Servicio Divino. Donde antes cantaba el coro, ahora las voces deben callar. Lo que queda es la búsqueda de soluciones creativas.

Algo falta

En varios Servicios Divinos, el Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider subrayó lo mucho que extrañaba el canto de la comunidad y el coro. Por ejemplo, el 26 de julio de 2020 comenzó el Servicio Divino en Siegen (Alemania del Oeste) con las palabras: “Todavía es una gran pena que no se nos permita cantar juntos. Nos falta algo”. El 21 de junio en Bad Segeberg (Alemania del Norte y del Este) el Director de la Iglesia habló de lo mucho que echaba de menos la música. Y el Apóstol de Distrito Rüdiger Krause explicó: “Es imposible imaginar un Servicio Divino sin música. Durante este tiempo también experimentamos en el contexto de nuestra Iglesia el renunciar a cosas que solíamos aceptar como normales. El canto de coro, el canto de la comunidad, algo instrumental. Qué rápido se critica –pido disculpas– a los músicos, pero cuando no están allí, entonces también falta algo. El 2 de agosto de 2020, cuando el Apóstol Mayor celebró un Servicio Divino en Kempten (Alemania del Sur), finalmente se tuvo la oportunidad de volver a enmarcar el Servicio Divino con un doble cuarteto de canto. El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider se alegró por ello: “Si alguien me hubiera dicho hace un año: ‘Sabes, que puedas cantar con la comunidad, eso es una gracia’, habría sonreído por cortesía. Hoy lo extraño. Es la primera vez desde hace una ‘eternidad’ que pude volver a escuchar un coro”.

Deben obedecerse las reglas

Cumpliendo diferentes reglas, ahora es posible en muchas Iglesias regionales cantar en el salón de la iglesia. En Alemania del Oeste, por ejemplo, no se permite que más de cuatro personas canten al mismo tiempo. Se debe mantener una distancia mínima de cuatro metros con la comunidad y los que cantan deben garantizar entre ellos una distancia mínima de tres metros. Por supuesto, la nave debe ventilarse después del canto. Aunque haya poco espacio, se puede cantar juntos de la siguiente manera: En la comunidad Bünde (Alemania del Oeste) dos parejas acompañaron musicalmente el Servicio Divino. Como entre los integrantes de cada pareja no tenían que mantener la distancia de tres metros, el espacio fue suficiente.

También en Alemania del Sur, a pesar de la pandemia del coronavirus, volvió a ser posible hace poco el canto en conjunto, siempre y cuando se observen ciertas reglas. Allí, los que cantan solo tienen que mantener la distancia mínima de un metro y medio entre ellos, pero deben estar a cinco metros de la comunidad. En la comunidad Dornhan, el coro de juventud de la comunidad deleitó a los participantes del Servicio Divino y al Apóstol durante su visita. También en Schwäbisch Hall cantó un cuarteto en el Servicio Divino. En la comunidad Balingen, a partir de la flexibilización un pequeño grupo de hermanos puede cantar en cada Servicio Divino desde el coro alto.

El canto deleita a muchos miembros de la Iglesia

Desde hace un tiempo, los Servicios Divinos en vivo en YouTube fueron acompañados por el canto, ya que en la nave de la iglesia no estaba la comunidad. Desde que volvió a estar presente la comunidad, los organizadores tuvieron que repensarlo y desarrollar nuevas soluciones. En Sudáfrica, donde el Servicio Divino no solo se transmite por YouTube, sino también por NACTV y otros canales de televisión, así como por radio, teléfono y en directo a través de la página de Facebook, un ensamble musical acompañó al Ayudante Apóstol de Distrito Patrick Mkhwanazi en su prédica del 23 de julio de 2020. Los Servicios Divinos en vivo por streaming desde la iglesia central de Abuja en Nigeria también pueden ser acompañados musicalmente por cuartetos de canto formados por dos hermanos y dos hermanas.

En el último día del evento Dare2Care, un evento juvenil que tuvo lugar en Sudáfrica del 7 al 9 de agosto de 2020, los jóvenes pusieron mucho en juego para el Servicio Divino final con el Apóstol de Distrito John Kriel. Entre otras cosas, formaron una banda que, manteniendo una distancia prudencial, presentó cantos modernos con varios cantantes. Debido a la pandemia del coronavirus, la iglesia de Silvertown no estaba llena, pero este evento también fue transmitido en vivo a través de NACTV y otras estaciones de televisión, radio, teléfono y Facebook, y así generó entusiasmo entre un gran número de jóvenes nuevoapostólicos, interesados e invitados.

Automatic translation