En armonía con la creación

11 days ago | nac news | in the group nac.today (Español)

“Estância Fazendinha” (pequeña estancia) es el nombre de un predio recreativo que dirigen el Primer Pastor Rodolfo Mucha y su esposa Analice en el suroeste de Brasil, que en todo lo posible procura estar en armonía con la naturaleza de Dios, aquí particularmente hermosa.

La pintoresca área se extiende a las orillas del río Mogi Guazú: senderos ecológicos a través de bosques vírgenes, estanques para pescadores, piscinas y paseos en bote, juegos, verdura orgánica y huertos, un restaurante y diversas opciones de alojamiento completan el ofrecimiento. El Primer Pastor Rodolfo Mucha (66) y su esposa Analice (51) establecieron las instalaciones y las administran. Cuentan con el apoyo de su hija Ana Paula (33), su hijo Willy (28) y varios empleados.

El matrimonio Mucha tiene raíces europeas. El padre de Rodolfo vino de Hamburgo a fines de la década de 1930. Los bisabuelos de Analice proceden de Bélgica e Italia. El padre de Rodolfo conoció la Iglesia Nueva Apostólica a través de un inmigrante que le dio testimonio de la fe nuevoapostólica en Barrinha. Analice se mudó a Barrinha con sus padres y allí entró en contacto con la Iglesia Nueva Apostólica. Analice y Rodolfo se conocieron en la comunidad y se casaron en 1984.

Una deficiencia resulta ser de bendición

“Nos acabábamos de casar cuando surgió la oportunidad de comprar la propiedad de 14 hectáreas a orillas del río y cerca de la ciudad a un precio muy razonable”, informa el Primer Pastor Mucha y explica: “Nadie la quería porque antes funcionaban aquí cuatro fábricas de ladrillos y tejas que dejaron el terreno lleno de pozos profundos”. La joven pareja comenzó a construir su propia casa e hizo planes para transformar el sitio en un lugar de recreación y vacaciones.

“Poco a poco y con mucho trabajo, coraje y voluntad, pero también con la ayuda de Dios, fue surgiendo Estância Fazendinha”, resume Rodolfo Mucha. Aplicando la idea apropiada, los pozos resultaron ser de bendición. “Hoy tenemos siete estanques con diferentes tipos de peces que se mantienen bajo estricto control”, informa Rodolfo Mucha. Con el tiempo, más pozos se convirtieron en piscinas para niños y adultos.

Hacer y reciclar uno mismo

Lo especial de Estância Fazendinha es que los operadores producen mucho por sí mismos. Se tiene en cuenta la sostenibilidad y se prefieren los materiales reciclables. El Primer Pastor Mucha y su equipo han diseñado y hecho a mano mucho de lo que se encuentra en el lugar, incluyendo el pequeño tren, los botes de remo para los lagos, los vehículos para recorridos por el predio, un tobogán, un teleférico y otras cosas más.

“En nuestro taller incluso construimos un barco real: 18 metros de largo y 4,20 metros de ancho. Pesa 17 toneladas y está destinado a un máximo de 55 personas y dos miembros de la tripulación”, informa con orgullo Rodolfo Mucha. Se llama “Pioneiro” (pionero). El hijo de Rodolfo Mucha se ha calificado como capitán de barco y acompaña a los visitantes en recorridos en barco por los encantadores paisajes.

Mientras su esposo Rodolfo se encarga del aspecto técnico, Analice es responsable del servicio al cliente, el alojamiento y las comidas de los invitados, los eventos y la parte social de la empresa.

Oportunidades para conversaciones sobre la fe

Naturalmente, Estância Fazendinha también sirve muchas veces como lugar de encuentro para los cristianos nuevoapostólicos de la región. Ya se realizaron en el predio Servicios Divinos al aire libre y festejos de la comunidad. A los hermanos y hermanas también les gusta organizar celebraciones privadas aquí.

“Vivir la fe” es la máxima prioridad en la vida cotidiana de la familia Mucha. “El contacto diario con las personas en la Estância Fazendinha nos permite hablar a menudo sobre nuestra fe”, dice Rodolfo Mucha.

A pesar de las muchas tareas relacionadas con el complejo vacacional, los cónyuges contribuyen activamente en la vida de la comunidad. El Primer Pastor Rodolfo Mucha es el dirigente de la comunidad Barrinha y la atiende junto con otro Pastor y un Diácono. Su familia canta en el coro y ayuda con todo lo que hay que hacer en la comunidad. “Es un placer para nosotros servir al Señor”.

Automatic translation