Viaje pastoral a un territorio nuevo

2 weeks ago | nac news | in the group nac.today (Español)

Justo al comienzo del año nuevo, el líder de la Iglesia Internacional viajará a Angola. Lo esperan dos paradas desconocidas en Nzagi y Dundo, dos ciudades al norte y al noreste del país, respectivamente. He aquí, algunas impresiones.

Dos Servicios Divinos y un concierto en la iglesia: el 11 y 12 de enero de 2020, el Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider viajará a Nzagi y a Dundo—y será la primera vez que un Apóstol Mayor estará en esta región. El Ayudante Apóstol de Distrito João Uanuque Misselo vive una gran alegría, al igual que muchos miles de miembros más: “Con gran anticipación, esperamos la llegada de nuestro Apóstol Mayor para fortalecer nuestra fe. Y más allá de eso, también sabemos que su visita dejará muchas huellas de bendición para todos los hermanos y hermanas en esta parte del mundo”.

Comunidades desconocidas—rostros nuevos

El Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider con frecuencia visita regiones donde nunca antes ha hecho una parada un líder de la Iglesia. Y le gusta hacerlo. Hace casi exactamente un año atrás, condujo dos Servicios Divinos en Angola y Benguela—comunidades que tampoco habían sido visitadas por un Apóstol Mayor previamente. En esta oportunidad irá a la provincia angoleña de Lunda-Norte, a saber, a su capital Dundo-Chitato, también conocida simplemente como Dundo. Está ubicada a unos diez kilómetros de la frontera sur con la República Democrática del Congo. La ciudad es hogar de alrededor de 180.000 habitantes. Es conocida por sus ricos recursos minerales. Los primeros diamantes fueron encontrados en 1912, y a partir de allí la región experimentó un crecimiento rápido y dramático.

En 1989, el entonces Apóstol Sukami Ronsard envió allí a un pastor para desarrollar una comunidad. En Nzagi, a unos 100 kilómetros de Dundo, se realizó el primer Servicio Divino nuevoapostólico en el año 1986. Actualmente, la provincia de Lunda-Norte está dividida en dos distritos de Apóstol, uno en el este y otro en el oeste. El Apóstol Francisco Cabuma Dibaia sirve al área este de Lunda-Norte Este, con sus 180 comunidades.

Un gran país con un gran potencial

En cualquier caso, la “Igreja Nova Apostólica Angola” es una iglesia aspirante llena de vitalidad y color. Más de 30 Apóstoles y Obispos ofrecen asistencia espiritual a las 2.100 comunidades del país. Mientras los números de miembros en otras regiones disminuyen, la Iglesia aquí aún está en crecimiento. Hoy hay aproximadamente 300.000 cristianos nuevoapostólicos viviendo en Angola. Otro elemento impresionante es la lealtad de los miembros a su fe: los Servicios Divinos tienen buena asistencia, hay grandes coros en las comunidades y existe un gran compromiso y entusiasmo tanto dentro como fuera de las comunidades.

Asistencia independiente

En términos de organización de la Iglesia, Angola es parte del distrito de Apóstol de Distrito de Alemania del Oeste. El Apóstol de Distrito Rainer Storck, como máximo dignatario de la Iglesia Regional, de Dortmund, Alemania, atiende a alrededor de 40 Iglesias nacionales. Entre otras cosas, su interés sobre Angola es incrementar la independencia financiera de la Iglesia nacional. Este objetivo ya ha sido prácticamente alcanzado. Actualmente, casi el 100 por ciento de los gastos anuales por costos de funcionamiento son abonados de las arcas de la Iglesia nacional. En 2018, el subsidio de Alemania del Oeste ascendió aproximadamente a 430.000 euros.

La nueva cabeza de la Administración de la Iglesia es el Apóstol João Carlos Mafo. Actualmente dedica mucho de su tiempo al proceso de registro en curso de la ANAC, la organización benéfica de la Iglesia en Angola. Aunque la “Ação Nova Apostólica de Caridade em Angola” fue establecida en 2011, su reconocimiento oficial se ha postergado en repetidas ocasiones como resultado de elecciones, cambios legislativos y otros obstáculos administrativos. Se espera que la organización benéfica se haga cargo de los proyectos sociales anteriormente operados por la Iglesia, a saber, sus estaciones médicas, colegios y proyectos agrícolas.

Todo comenzó hace 37 años

Sukami Landu Ronsard fue el primer Apóstol en Angola y sirvió como preparador del camino para la Iglesia Nueva Apostólica en el país. Se convirtió en nuevoapostólico en 1983, y fue ordenado Diácono en el mismo Servicio Divino que fue sellado. Su ordenación en el ministerio de Apóstol por el Apóstol Mayor Hans Urwyler tuvo lugar solo dos años más tarde. Desde el primer contacto, Ronsard fue un constante compañero del entonces Apóstol de Distrito Armin Brinkmann, quien estableció las primeras comunidades en Angola: “Sin él, nunca hubiese sobrevivido a los numerosos viajes a través de este país, que ha sido tan devastado por la guerra civil”. Una lápida erigida a 25 kilómetros de Uíge conmemora al primer Apóstol angoleño de la Iglesia Nueva Apostólica desde el año 2009.

Automatic translation