El ministerio (3): Una cuestión de autoridad

7 days ago | nac news | in the group nac.today (Español)

¿Qué empodera al ministerio? Todo lo que es inherente a su autoridad. De dónde provienen estas facultades y para qué sirven es el tema de la tercera parte de la serie dedicada a la interpretación de ministerio nuevoapostólica.

La palabra griega "exousia" aparece una y otra vez: Se refiere a la autoridad con la que Jesús enseña, al poder mediante el cual perdona los pecados. Sus adversarios le hacen preguntas específicas al respecto. Y al final Cristo dice que le ha sido dada toda potestad en el cielo y en la tierra.

"Exousia" significa autoridad, poder, empoderamiento, derecho de disposición. Algo que a uno le es otorgado o transmitido. A diferencia de ese otro poder o potestad que en griego se llama "dynamis", que designa a una fuerza o capacidad innata o adquirida.

Las autoridades de Jesús como Enviado

Si Jesús habla y obra con "autoridad", esto significa que lo hace menos en virtud su propio poder, sino ante todo por una facultad que le ha sido otorgada. También el hombre Jesucristo es un Enviado, como Él mismo enfatiza muchas veces, y más precisamente por encargo de su Padre en el cielo.

¿Cuáles son las autoridades de las que dispone? La respuesta ya la encuentra el cristianismo temprano en el así llamado triple ministerio de Cristo como Rey, Sacerdote y Profeta.

  • Rey, es el que gobierna en su reino, que no es de este mundo. El reinado de Jesús es tema una y otra vez, comenzando con los Magos que acuden al pesebre hasta la inscripción INRI en la cruz.
  • Sacerdote, es el que transmite salvación y produce reconciliación con Dios: Jesús no lo hace solo perdonando pecados, sino ante todo con su muerte en la cruz que lo convierte en el Sumo Sacerdote eterno del nuevo pacto.
  • Profeta, es el que difunde la voluntad de Dios y prepara para el futuro. Y esto, precisamente, describe su obrar sobre la tierra. El "así ha dicho el Señor" del antiguo pacto se transforma en el "pero yo os digo" del nuevo pacto.

El poder de Jesús como Enviador

"Exousia" también es el término elegido en el Evangelio de Lucas y en Marcos, cuando Jesús les transmite las autoridades a los doce discípulos que también llamó Apóstoles. O cuando en los Hechos de los Apóstoles se habla de la facultad de dispensar el don del Espíritu Santo por imposición de manos.

En el Nuevo Testamento, la autoridad no queda limitada solo a Cristo. Antes bien, ahora como Enviador concede a sus enviados la participación en sus potestades ministeriales como Rey, Sacerdote y Profeta. Les da a los Apóstoles el encargo de enseñar, bautizar y celebrar la Santa Cena. Y les transmite el poder de perdonar pecados en su nombre.

Las autoridades inherentes al ministerio de Apóstol

Conforme a la interpretación nuevoapostólica queda claro que Jesucristo mismo instistuyó el ministerio de Apóstol y lo dotó de las autoridades correspondientes

  • para dispensar plenamente los Sacramentos (es decir, transmitir la salvación de Dios) y
  • predicar debidamente el Evangelio (es decir, anunciar la voluntad de Dios).

El reinado de Cristo se refleja en el encargo dado a los Apóstoles de conducir la Iglesia y ordenar la vida de las comunidades. Esta facultad también la confirió Jesús mismo a los Apóstoles, y lo hizo doblemente en el Evangelio de Mateo:

  • dando a todos los Apóstoles el poder de atar y desatar: lo que significa declarar algo como obligatorio o no obligatorio, prohibido o permitido.
  • dando a Pedro el poder de las llaves: lo que significa que por la interpretación correcta de la doctrina de Jesús se desarrollan nuevos conocimientos.

Hasta aquí los fundamentos teológicos: El ministerio se basa en las palabras y obras de Jesús, responde a su doble naturaleza y actúa únicamente a partir de su autoridad. ¿Pero qué significa esto concretamente en la práctica para el orden ministerial? Las repuestas las buscará la siguiente parte de esta serie profundizando en el testimonio del Nuevo Testamento.

(Son fuentes de esta serie de artículos, el Catecismo de la Iglesia Nueva Apostólica, un comentario que complementa el capítulo 7, las ediciones especiales de los Pensamientos Guías 03/2017, 04/2017 y 2/2019, así como la documentación para la capacitación en reuniones de introducción / Foto: rupbilder - stock.adobe.com)

Automatic translation