Con todo el poder: cómo obra el Espíritu Santo

14 days ago | nac news | in the group International (Español)

Zurich/Goslar. Ayer, hoy y mañana. El Espíritu Santo obra poderosamente y puede consolar en toda aflicción y necesidad. Lo hizo presente el Apóstol Mayor en el Servicio Divino de Pentecostés que fue transmitido a todo el mundo.

Unos 100 países en todos los continentes participaron de la recepción durante el Servicio Divino del 9 de junio de 2019 en Goslar (Alemania). La prédica giró en torno al texto bíblico de 1 Corintios 12:13: “Porque por un solo Espíritu fuimos bautizados en un cuerpo, sean judíos o griegos, sean esclavos o libres; y a todos se nos dio a beber de un mismo Espíritu”.

En Pentecostés se celebra el derramamiento del Espíritu Santo. Sin embargo, “esto es un poco abstracto”, dijo el Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider. Dios, el Padre, se puede percibir como Creador y Padre lleno de desvelo. Dios, el Hijo, puede reconocerse concretamente como Jesucristo. Pero del Espíritu Santo uno no puede formarse una imagen tan fácilmente.

En la Iglesia de Cristo

“El Espíritu Santo solo puede experimentarse. El Espíritu Santo se reconoce en su obrar”, enfatizó el Apóstol Mayor. Así se vuelve bien concreto: Desde la institución de la Iglesia de Cristo muchas personas reconocieron a Jesucristo como el Hijo de Dios, fueron incorporados en cuerpo de Cristo a través del Bautismo y llevaron el mensaje del Evangelio hasta el último rincón del mundo.

En las persecuciones, las aflicciones y necesidades, el Espíritu Santo fortaleció a los creyentes en el curso del tiempo. A pesar de todas las conductas humanas equivocadas que hubo en la Iglesia, los hombres no dejaron de tener fe en Jesucristo. “Agradecemos al Espíritu Santo, que haya obrado tan poderosamente en todos estos siglos”.

En el ministerio de Apóstol

Desde que hubo nuevos portadores de ministerio, el Espíritu Santo obra con poder a través de los Apóstoles: los creyentes pudieron recibir el don del Espíritu Santo y la Santa Cena, y dejarse preparar como comunidad nupcial.

“También los Apóstoles son solo seres humanos”, dijo el Apóstol Schneider refiriéndose a que ellos tienen errores. Pero estas imperfecciones jamás impidieron al Espíritu Santo desarrollar sus efectos.

En las comunidades

La Iglesia Nueva Apostólica tiene en todo el mundo 60.000 comunidades. “En ellas arde el fuego del Espíritu Santo“. Esto no solo es válido para el Día de la Juventud Internacional con sus más de 30.000 participantes, sino también allí donde solo se reúnen un puñado de hermanos y hermanas en la fe. “El Espíritu Santo no está ligado con una cantidad”.

Y Él también obró en todas las situaciones, mencionó el Apóstol Mayor, entre otras, las comunidades en los campos de refugiados y en las cárceles. “Ellos no tienen nada, pero reciben la plenitud de la salvación por medio del poder del Espíritu Santo”.

En el corazón

El Espíritu Santo también obra poderosamente en los hermanos y hermanas en la fe. Muchos son un ejemplo por la forma en la que llevan sus cargas y, no obstante, quedan fieles a Jesucristo. “Uno únicamente puede asombrarse y admirarse“. Y muchos otros se pusieron al servicio de las comunidades y permanecieron, pese a todo tipo de situaciones desagradables. “Se dejan conducir y guiar por el Espíritu Santo”.

A modo de ejemplo de todo lo que tuvieron que pasar los hermanos y hermanas en la fe sustentados por el poder del Espíritu Santo, aclaró el Apóstol Mayor Schneider, llamó a quienes hicieron sus aportes a la prédica: Los Ayudantes Apóstol de Distrito David Devaraj, Kukuba Soko y John Fendt representaron a las persecuciones cristianas en la India, los campos de refugiados en África y las necesidades económicas en América Central y del Sur. Todos estuvieron de acuerdo en que “nada pudo detener al Espíritu Santo ni nada lo podrá detener jamás”.

“Nadie puede detener el desarrollo del reino de Dios”, recordó el Apóstol Mayor las palabras de Jesús sobre las semillas en la tierra. “Hay muchos motivos para agradecer a Dios, el Espíritu santo. Gloria sea a Dios, el Espíritu Santo. Él llevará a su Obra a la consumación”.

Automatic translation