La palabra de Dios en todo su poder y belleza

4 weeks ago | nac news | in the group nac.today (Español)

Viva y poderosa, nítida y penetrante: La Palabra de Dios está llena de sorpresas. Y un solo versículo bíblico lo aclara: una pequeña lexicología de un Servicio Divino con el Apóstol Mayor.

“El pasaje de la Biblia describe la palabra de Dios de una manera hermosa y completa”. – Así comenzó el Servicio Divino el Apóstol Mayor Schneider el 22 de noviembre, en Palangkaraya, en la isla de Borneo Indonesia). Hablaba de Hebreos 4:12: “Porque la palabra de Dios es viva y eficaz, y más cortante que toda espada de dos filos; y penetra hasta partir el alma y el espíritu, las coyunturas y los tuétanos, y discierne los pensamientos y las intenciones del corazón”.

La palabra viva

La palabra de Dios está viva – en esto el líder de la Iglesia vio un triple significado. Primero explicó que la palabra de Dios es la fuente de la vida eterna: “Hay que creer en ella y ponerla por obra para ser salvo”. Luego dijo: “El Evangelio de Jesucristo no es una historia antigua, es una realidad actual. Aún tiene validez”. Y finalmente, dijo: “Es la palabra viva porque se predica en la actualidad. Para contarnos, enseñarnos cómo actuar conforme a las palabas de Dios hoy. Y precisamente esa es la misión de los Apóstoles actualmente”.

La palabra eficaz

La palabra de Dios es poderosa: “La palabra de Dios contiene todo el poder de Dios”. Fue el origen de la Creación. A través de su palabra Jesús sanó a los enfermos y resucitó a los muertos. Y aún hoy, la palabra sigue trabajando, perdona los pecados y prepara para la resurrección. “No le pidas a Dios grandes milagros, simplemente actúa conforme a su palabra”.

La palabra, que distingue

La palabra de Dios es precisa: distingue claramente el bien del mal, la verdad de la mentira, subrayó el Apóstol Mayor. Ponerla en práctica significa inevitablemente hacer una elección definitiva por Jesucristo: “Tomemos decisiones claras. Hemos decidido que el Evangelio del Señor es la verdad. No sigamos a la corriente, cumplamos con la voluntad de Dios”.

La palabra penetrante

La palabra de Dios penetra: “Es decir, penetra profundamente en el hombre”. Porque la palabra de Dios no se dirige a la razón humana sino directamente al corazón, dijo el Apóstol Mayor “Esta es la esencia de toda la Biblia. Dios te ama y te dice: “¡Ven!” Este mensaje quiere y debe penetrar toda nuestra vida - nuestro matrimonio, nuestra familia, nuestras comunidades, nuestros lugares de trabajo y la sociedad en general.

La palabra, que reconoce

La palabra de Dios– ¿un juicio? “Dios nos conoce mejor de lo que nos conocemos nosotros mismos”, dijo el Apóstol Mayor y continuó: “Seamos lo suficientemente humildes como para aceptar que Él quiere decirnos algo a través de su palabra”. Su juicio sobre una persona no incluye solamente sus actos, sino también la motivación detrás de ellos. “El amor de Dios y nuestro prójimo son nuestra verdadera motivación. Actuemos de esa forma y seremos salvos”.

Automatic translation