Ser cristiano significa seguir a Cristo

hace 4 meses | nacworld Team | en el grupo nacworld

“Año nuevo, vida nueva”. Hermoso, sería. Aunque no todas las personas se pueden adaptar a esta afirmación, porque muchas trasladan las viejas preocupaciones al nuevo año. Aún así, permanecen fieles en la fe a Dios. ¿Por qué? Porque miran hacia adelante.

El hombre debe saber algo: ¡No todo está en sus manos! Nosotros, los hombres, podemos hacer mucho pero no todo. Lutero escribió “Con nuestro poder nada es hecho”, y cuánta razón tenía con estas palabras. En muchos casos, otros nos definen y, otras tantas, vivimos contrariando nuestros propios deseos. ¿Es hora de ser fatalista? No lo es. Por el contrario: el que le promete fidelidad a Jesús encontrará sostén no únicamente, sino principalmente, en los malos días. El cristiano practicante reconoce que lo bueno proviene de Dios: su fidelidad con nosotros, su amor y todo lo que nos da. Por eso, lo único honesto es que también nosotros le seamos fieles.

Las partes centrales de ser fieles al Señor son: imitar su ejemplo, conservar el amor también en tiempos difíciles, querer servir y cumplir las promesas que hemos hecho. Así lo define el Apóstol Mayor Jean-Luc Schneider en su mensaje anual de 2018.

El cristiano que fue puesto a prueba sabe que Dios no desaparece, justamente en los tiempos difíciles. Lo busca, se ocupa de él, lo protege y lo fortalece. ¿Cómo? Por ejemplo, con el recuerdo presente de la salvación futura. ¿Dónde estarían ellos, los cristianos, si no pudieran contar una y otra vez con lo que vendrá alguna vez? La esperanza en la fe es como un ancla en el mar revuelto por una tormenta. La plena confianza en un futuro mejor es como un buen calzado para largas caminatas en terrenos escarpados.

Cristo es la salvación del mundo

Por eso apareció Cristo, para que nosotros, los cristianos, hoy recordemos los unos a los otros que Él fue y es, y que regresará. Por eso, los Servicios Divinos nuevoapostólicos de enero invitan a reflexionar sobre “La salvación del mundo”, como se titula el tema del mes. Jesús, cuyo nacimiento hemos recordado en Navidad, cuya aparición la cristiandad conmemora el 6 de enero, no sólo trae esta salvación, sino que Él lo es en persona. Y por eso también tiene salvación el que vive en comunión con Jesucristo.

El seguimiento necesita valentía

Esto no nos llueve de arriba. Si bien es un regalo que Dios nos hizo a nosotros, los hombres, también nosotros comprometámonos activamente y mostremos determinadas características de nuestro ser. Por ejemplo la voluntad de seguir a Cristo. Debe ser un elemento determinante en la vida del cristiano. Ser cristiano y seguir a Cristo forman un conjunto, como si fueran las dos caras de una moneda. Quien se llama cristiano, está dispuesto a luchar por su fe en las situaciones diarias de la vida. Quien sigue a Cristo está dispuesto a sufrir con Él. Los cristianos se muestran pacientes y esperan el retorno de Cristo.

Hay que aprender a perdonar

La salvación, este regalo incomparable del trino Dios ocurre, ante todo, también por medio del perdón de los pecados que Jesucristo hizo posible mediante su sacrificio en la cruz. Ya en vida fue alguien que perdonaba, y Él también nos perdona hoy. Nuestra respuesta, le somos fieles, nos ponemos a su servicio y por Él tenemos la voluntad de practicar nosotros mismos el perdón.

Jesús nos deja saciados

En enero, la prédica sobre el milagro de la alimentación concluye el tema de la salvación. Jesús alimenta a los hombres por medio de la prédica del Evangelio y por medio del Sacramento de la Santa Cena. En la palabra y el Sacramento, Jesucristo que está en los cielos se hace presente en el Servicio Divino. Pero la experiencia de la presencia de Cristo no se debe restringir únicamente al Servicio Divino. También se tiene que mostrar en lo cotidiano y por medio de los cristianos, tanto en palabras como en hechos. Que uno le dé de comer al otro de aquel alimento que nos deja saciados.



Foto: Thomas Söllner / fotolia.de

Autor: Peter Johanning

Traducción automática

20 comentarios - Registrarse ahora.